sábado, 27 de abril de 2013

Explicación de Blogger.

Creo oportuno, después de darme un paseo por blogs varios, explicar porqué la enorme sequía, la escasez de diferentes temas y el parón continuado de mis entradas. Es claro, simple, y a la vez complejo y confuso:
No me visitan ya las musas.

He leído mis poesías, mis relatos, mis artículos, mis proyectos de hace un año. La nostalgia me ha invadido de manera absoluta, y he decidido que tengo que tomar las riendas de éste, mi dominio, de una vez por todas.

Las causas, creo que la manera veloz y persistente en que mi vida, en éste último año y dos meses, no ha dejado de cambiar; también la manera en que mi corazón ha cerrado las puertas, ha lanzado la llave lejos y se ha dado la vuelta, impidiendo nada salir pero a la vez nada entrar. Y en definitiva, que me falte tiempo, ganas, espíritu y honestidad,

¿Honestidad? Sí, por el hecho en que no me parecería lógico ni ético publicar acerca de la alegría, de la maravilla de un mundo que a día de hoy apenas logro perdonar, ni siquiera puedo hablar de lo bello que es el tocar del sol. Los que me habéis leído desde los inicios conocéis mis temas, mis motivaciones (Que se hallan aletargadas, no desaparecidas) y sabéis que si últimamente escribo con otra temática, es debido al dolor que, en palabras de un familiar:
"Jamás lo superaremos, pero aprenderemos a vivir con ello"

Así que, sí, creo que volveré, espero ya mismo, de hecho voy a dar un largo trago de aire, voy a respirar y voy a volver a mi blog, a mi aullido, a mi pena maquillada con fuerza, potencia y, sobretodo, amor.

Porque no hay mayor gloria, que luchar por una causa perdida.

Vicente Magraner Ripoll
E.M.S.A

4 comentarios:

Nerim dijo...

Hola Vicente, es verdad, a veces no estamos lo suficientemente motivados para escribir acerca de nada.Te pasa a ti, me pasa a mi, nos pasa a todos, y todos decimos lo mismo, "las musas se han ido de vacaciones". Sin embargo, hace poco leí que el escribir acerca de cualquier tema, es un 10% de inspiración y un 90% de trabajo.Aunque me costó aceptar esta teoría, tengo que decir que es verdad, que no hay inspiración que valga sino la trabajamos.Yo creo que lo más importante de todo es que no nos falte la ilusión, la pasión, son los motores que mueven nuestra vida, lo demás viene solo.
Un fuerte abrazo

Nefrita dijo...

Son tiempos difíciles para los soñadores,,, :)

Anim, m'agraden els teus escrits, no deixes que l'abatiment de la societat ens impedixca dur algo d'alegria al mon ! :)

María dijo...

Vicent, a veces sucede eso, que las musas no quieren aparecer, y se necesita un tiempo de descanso, porque parece que nada nos llena, y más en ésta época de crisis que cuesta ver la luz en tiempos de sombras.

Yo he tenido momentos así, y los sigo teniendo, pero intento que no me pueda la desilusión, ni la apatía, quiero vencerlos, y quiero seguir transmitiendo aunque sea una frase, pero seguir ahí, o sino puedo escribir porque nada me sale, leer y llenarme de vida con los textos.

Me alegra tanto tu vuelta.

Un beso.

Nusk dijo...

Las musas también merecen vacaciones, pero siempre llega septiembre. Puede que ya no escribas tanto porque estás cambiando o porque eres feliz, cuando no lo somos lo escribimos para quitarnos la tristeza y sin embargo, cuando somos felices, nos olvidamos de escribir.. Encantada de leerte por mi blog de nuevo y más aún de leerte. Un beso ;)