miércoles, 14 de marzo de 2012

Siempre.

13 de Marzo del año negro de la humanidad.

Inmensos abrazos.

¿Dónde fue aquel enorme caballero de gráciles brazos llenos de amor? ¿Dónde se halla vuestra caricia inmensurable que me abastece de amor y alegría, de amistad y ternura? ¿Dónde, caballero de la brillante sonrisa, dónde estáis?

Mientras que esta noche oscura me mira, y se que con ella vos también, mil escalofríos me atormentan, mis pulsaciones se multiplican, mi valor, antaño fuerte y duro como vos, se desvanece y me convierto en lo que tiempo atrás fui, un joven recluta. La única diferencia con aquellos tiempos de andanzas es que ya no se halla aquí el héroe que me defendía de dragones y me instruía en el arte del honor, el amor y la familia.

Quiero deciros, hoy que partisteis, que os añoro ya antes de haberos marchado, y que tanto yo como aquel grupo de malandrines que son mis hermanos, junto con todo nuestro regimiento os echa en falta mas de lo que os podáis imaginar. Sobretodo perdura en nosotros vuestro ánimo, destacable allá donde se pueda en alguien de vuestro cansancio, vuestra edad y vuestra fuerza.

No alcanzan palabras a mi garganta, pues me rehuyen, pasto del fervor esquivo que os conmensuraba. Es silencio mi nueva voz, triste y apagada sin vuestra fuerza, vuestro humor, y vuestras batallas. Pero no es solo mi lengua la que se traba con vuestra ausencia, insignificante. Toda nuestra compañía llora vuestra pequeña desventura que os aparta un tiempo de nosotros. Han venido de lejanos lugares. Han llegado presentes del otro lado del mar. ¿Realmente piensa el mundo que es permanente vuestro vacío?

Yo he buscado en vuestro interior, tan ajeno a todos excepto para aquellos que os amaban como a algo mas que un héroe, un general, un guerrero o un padre. Sólo aquellos que comparten la misma sangre que aún circula por vuestras venas entienden que aquel enorme e incontable amor que profesabais a todos y cada uno de los miembros de nuestro ejército es imposible de eliminar. Tamaño sentimiento es imborrable, indestructible e inolvidable. Por eso se llama amor de padre.

Lo olvidaba. Os escribo para deciros que no os preocupéis. Aquí todo va a ir bien pues dejaste en este lado del charco tres increíbles generales con la convicción del amor, la entereza de la nobleza y la pasión del valor del león. Tanto mi hermano como mi hermana lucharán por mantener vuestro nombre en las mas altas esferas de este lugar, y yo, por mi parte, escribiré cada palabra que recuerde vuestra, siendo la família la mas ocurrente de todas ellas.

Os mantendre informado en todo momento de los éxitos de vuestra capitana, que serán muchos pues es capaz de igualaros en testarudez y convicción, de los logros de ese increíble general que habéis formado y que os acompañaba cada día en mil batallas, ya que heredó de vos un espectacular potencial, una fuerza inmensurable y un honor que hoy en día escasea.

Yo, por mi parte, el mas débil de vuestros soldados, voy a limitarme a la mas ardua tarea que ningún militar pueda jamás cumplir. Voy a tratar de llegar al mismo nivel que mi general, para que se sienta orgulloso de éste pobre desdichado, pues si algo alabasteis en mi, fue, según vuestra bondad, mi perseverancia, mi orgullo y ganas de superación, y por ello voy a conseguir que sea grande vuestro orgullo hacia mi.

Se despide ya este caballero entre las trincheras. Queda mucho por hacer, pues eráis un general ejemplar que se encargaba de todo, pero no os preocupéis, como ya os dije, habéis formado la élite, y ella se hará cargo de la reina, la cual os echa de menos, os llama y os reconoce en todos sus pensamientos, pues siempre supo que eráis el mas grande paladín jamás nacido.

Un fuerte abrazo, jefe, nunca te olvidaremos.

Vicente Magraner Ripoll, por nombre de:
Amanda Magraner Ripoll
Santi Magraner Ripoll
Mª France  Ripoll Barba

Nunca es tarde para aquello que nunca muere, por ello nos veremos pronto, pues vuestro recuerdo es eterno

8 comentarios:

Ana dijo...

Molts ànims soldats!!!

sal00m dijo...

Magnífica carta, muy emotiva tío, mucho ánimo tío y ya sabes, para lo que quieras aquí estamos.

midala dijo...

Se ve a las claras que perdiste a alguien.Lo siento muchisimo y espero que el tiempo pueda mitigar este dolor.Recibe mil besitos

Marie France Ripoll ( tu madre) dijo...

Y ese caballero fuerte pero con corazon de cristal estara siempre con nosotros y se sentira orgulloso por los logros que conseguiran sus hijos.

Anónimo dijo...

Per a vosaltres, soldats:
No teniu que rendir-se ni mirar cap avall.. Teniu que ser forts, teniu que seguir avant i apoyar-vos els uns als altres..
Perquè encara que ara siguen dies tristos, el vostre general, no s'he n'ha anat, seguix viu, ahí amb vosaltres, perquè una part d'ell seguix a dintre vostre, perquè vosaltres formeu el nom del vostre pare, perquè sou la seua essència, la essència del que representava el seu nom.
Perquè hi ha que dir adéu amb la mirada, fins sempre amb la ment, fins prompte amb el cor i un fins després amb l'ànima.
Perquè només vull dir-vos que ell seguix ahí amb vosaltres, no ho dubteu ni un segon, i que segur.. que res complauria més al vostre general, que veure com seguiu avant i sou forts i lluiteu com ell us va ensenyar.

MOLTS ÀNIMS SOLDATS!

Att: Una ànima viatjant.

Nathalie dijo...

No hi ha batalla que puga amb vosaltres, i ésta, la guanyarem tots junts. I ja sabeu que podeu comptar amb aquesta recluta les 24 hores del dia, tots els dies de l'any!.
Molts besets.

Anónimo dijo...

Molts ànims a tu i a la teua familia

Anónimo dijo...

Vicent has de ser fort per tu i per tots.Deus de deixar el teu cognon mes amunt d on ara es. Saps que ens tens per tot el q necessites.
Soc la mare d un amic teu.