lunes, 14 de mayo de 2012

La última vez


Una vez te pedí, con ardor en mis puños,
nunca verte rodeado de agujas,
flanqueado por máquinas y tubos;
no hallarte entre médicos y consultas.

Pedí al cielo fuerza y constancia para ti,
sonreí a mis peores temores con tu fe,
y si alguna vez fallé y me rendí
siempre estuviste para levantarme otra vez.

La última vez que te vi, era un niño,
amaba al cielo, amaba las estrellas, amaba al mar,
pero ahora, que no hallo refugio,
ni hallo luz, ni hallo mayor extensión que mis lágrimas en río.

¿¡Quién alcanzaría a pensar en semejante desdicha inhumana
que arrancase de mi interior un tesoro tan fervientemente escondido?
¿¡Qué justicia cabe en ver llorar a mi hermana,
o ver a mi hermano con impotencia, callar, enfurecido¡?

Donde había mazo hoy hay cadenas,
donde balanza, una guadaña ocupa su lugar,
y mientras que yo sigo buscando tus estrellas
haces falta aquí, donde ya no estás.

La última vez que te vi, te abracé.
No llegaría a pensar en cuantas lágrimas serían póstumas, 
ya no creo en nada más, ya perdí la fe,
ya solo sigo tus enseñanzas últimas.

No veo ya reyes ni princesas,
ya no hallo dioses ni diosas por doquier,
solo pueblan mi mente soldados y guerras
entre ellas, las de encontrarte donde estés.

Es tan duro el no coger tu hombro con mi mano
que por no hallarlo, me fundo con el fuego,
y mientras grito con la rabia del desesperado
te busco, mas no te encuentro.

La última ve que te vi, te llamé papá,
fuiste mi amigo, mi escalón más resistente;
y si solo supieses la falta que hoy y mañana harás,
volverías, para abrazarme hoy, y por siempre.



9 comentarios:

Nerim dijo...

Que dificil y doloroso es decir adiós a los seres queridos cuando emprenden el vuelo eterno.

Un fuerte y calido abrazo

Marinel dijo...

Me has hecho llorar,porque he sentido tu dolor desgarrado,tu alma saliendo a gritos ante la incomprensión.
No temas, corazón, tu padre estará abrazándote desde lo alto,cobijándote con sus alas de amor.
Yo sé bien lo que es perder a un ser tan querido,por desgracia he perdido varios ya y tan solo puedo desearte...tiempo.
Porque jamás se va el dolor,pero sí se amortigua.
Se aprende a vivir con él, a seguir adelante intentado saborear los buenos momentos.
Eres joven, tienes una larga existencia por delante:
Aférrate a la valentía y lucha por salir. Creo que a tu padre le hubiese gustado eso más que el hundimiento del barco de tu vida.
Perdona la extensión.
Besos miles.

Mommyblue dijo...

No sé qué decirte...tal vez porque siento una intromisión incluso leerte en un momento tan perfectamente íntimo, tal vez porque llego tarde y Marinel ha escrito con una claridad envidiable.
Sólo vuelve. Estamos aquí.
Y que sepas el cariño que generas, la intensidad en tus letras se echa de menos.

Vicent Maganer Ripoll dijo...

Nerim:
Es tan doloroso que muchas veces cada letra que escribo me duele con más intensidad que las lágrimas que derramo, pero no veo ético el dejarlo dentro. Muchas gracias por pasarte por aquí.

Vicent Maganer Ripoll dijo...

Marinel:
No puedo mas que darte las gracias por tus palabras de aliento y cariño. Aunque no hay medicina para algunas cosas, los ungüentos van bien, y tu apoyo sirve.
No te excuses por la extensión, más bien te agradezco que te leyeses mi pieza y que te hayas tomado el tiempo de escribir semejante mensaje de ánimo.
Un abrazo y gracias por venir.

Vicent Maganer Ripoll dijo...

Mommy, con que te pases por aquí, el saber que has leído estas letras, es mucho mas que suficiente.
El cariño que antes generaba...es algo que yo también ando buscando, pero no lo encuentro en ningún lugar. Quizás vuelva...quizás no...
Un abrazo y gracias por dejarte ver por aquí.

Ginés Vera dijo...

Hola Vicent, ya sabes que me prodigo poco por tu blog, pero cuando llego aquí me gusta disfrutar de tus versos. Me acordé de ti el lunes pasado, rodeado de una veintena larga de poetas en una jam poética de Valencia. Te hubiera gustado asistir, seguro.
Un saludo y suerte con los exámenes.

Vicent Maganer Ripoll dijo...

Gracias Ginés,en primer lugar, por pasarte, y más en estas fechas tan discordiantes.
En segundo lugar, te diré que si el año que viene estudio en valencia u alrededores no habrá conferencia en la que no me veas.
Un saludo!

MEN dijo...

Duros momntos los que te tocan vivir.Cuando alguien se "va" se lleva un trocito nuestro pero tambien nos deja un trocito de su alma. Te dejo un fuerte abrazo con mucho cariño. Cuidate.