jueves, 10 de septiembre de 2015

Ventanas



Pues no hubo ventana en la que mirase y,
aunque habiendo habido miradas olvidadas
no llegase a contemplar lugar en el que no la desease.

Pues así era el tiempo en síntesis,
una maldita ventana en la que recuperar el aliento,
una noche efervescente gris.

Y quizás era vacío en caos, pues en todo y en nada se hallaba,
entropía compadeciente en orgullo,
calor en hielo en una palabra acallada.

Y así, no hubo por haber lago que le saciase,
pues le tenía sed, y era desierto,
pues era esquiva, y le tenía hambre.

Que no solo se trataba de la luna en el cielo,
que era una promesa por cumplir,
que era una ventana al universo,
que se trataba de tener su sonrisa por vestir.

Y sin embargo, seguía siendo gris,
quizás era su deseo,
pero ella no se hallaba allí.






2 comentarios:

Júlia albes valls dijo...

A veces las palabras te roen porque tu sabes que te describen... M'ha encantat!

letrasdegiulietta.blogspot.com

Júlia albes valls dijo...

A veces las palabras te roen porque tu sabes que te describen... M'ha encantat!

letrasdegiulietta.blogspot.com