domingo, 26 de enero de 2014

Como aprobar una carrera universitaria.

En este, mi segundo año de carrera, he llegado a diferentes conclusiones sobre, no la universidad, si no la vida en sí, la manera en que está "programada" y la manera en que la mayoría de la gente la vive, y no puedo si no mostrar mi mayor repulsa por ello.

Desde que entré en la universidad, veo distintas cosas. Veo amigos, veo compañerismo, veo risas y veo momentos que nunca olvidaré.

Sin embargo, he logrado también ser testigo de lo que a mi parecer, es una muerte en vida: La desesperación por lograr lo que, según puntos de vista, es inalcanzable: Seguir los cánones prescritos por la sociedad a la hora de aprobar una carrera.

Me explicaré:

Hoy en día hay una creencia totalmente equivocada, y hay ejemplos de estos por doquier. Se cree que el que mejores calificaciones saca, es el mejor, el más inteligente, el más preparado. Simplemente, es el que destaca por su inteligencia.

Que yo sepa, nunca unas letras han dictaminado la valía de una persona, y a día de hoy, aprecio más a una persona que vive sus aspiraciones con notas mediocres, que aquella que ha renunciado a toda individualidad en pos de calificaciones elevadas, con tal de alimentar el modelo de la sociedad.

Se supone que en los 4-6-8 años de carrera, se nos debe enseñar como, no solo trabajar y preparar para aquello que hemos elegido, si no también como vivir con ello, como ser capaces de vivir una vida plena mediante las herramientas de que disponemos.

Apoyo escribir en exámenes. Adoro estar en exámenes a las cinco de la mañana, sin dormir, poner música y sumergirme en mis historias. Quizás podría sacar mejores notas, no lo niego, pero...¿Es lo que quiero? ¿Es lo que querrá mi "yo" del futuro?

Dudo mucho que alguien, a sus cuarenta o cincuenta años, se sienta orgullos de haber pasado sus veinte encerrado haciendo algo para lo que se supone esta predestinado, no algo que realmente desea. Estudiar debería ser una senda de aprendizaje, de formación de una persona.

Estudiar debería crear médicos, no personas que trabajen en hospitales, estudiar debería crear profesores,  no personas que trabajen en escuelas. Estudiar debería formar, crear, moldear, no debería ser un mercader que requiera de partes de una vida, para cambiarla, y renunciar a una individualidad bella, por un cordero más de la manada de personas, que viven para trabajar, y no para soñar.

Quizás soy muy escéptico...pero creo que cuando una institución ligada al futuro y la imagen de "lo mejor de lo mejor" se convierte en un monstruo, roba-años, o soy yo el que se resiste en solitario a cambiar, o es la sociedad, que atemorizada por el potencial humano, ha decidido cortarlo de raíz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Quo naturas non datur universitas neque.
Que quiere decir:Lo que la naturaleza no te ha dado, los estudios tampoco.

A disfrutar de la vida! ;)