martes, 2 de octubre de 2012

Un sueño es una razón para vivir


Un sueño es en la medida de lo posible, 
lo imposible;
y en la capacidad del esfuerzo, un paso más allá
donde el hombre nunca halla nada que le ayude.

Es un tesoro inaudito para viajeros ofuscados,
una moneda de cambio en momentos oscuros y permanentes,
una agonía lenta para aquellos que solo ven en el sol un astro
y una condena para aquellos que no se ven capaces de vencerles.

Un sueño es todo aquello por lo que lucho y me ilumino,
es la razón de que en mi pecho se escuche un latir incansable
pues el poder de un sueño es infinito
así como su origen que nadie sabe.

¡Por eso pues lucho por cada sueño que hallo en mi alma!
¡Para demostrar que mi ser y mi cuerpo merecen ser felices,
y si no logro acallar la voz de la desesperanza
que venga por mi la parca, que su destino es así mismo, triste!

Un sueño es lo que abarcan mis manos,
un sueño son los susurros que el viento se lleva consigo.
Un sueño son mis lágrimas de dolor, en mis ojos cansados
húmedos ya de desafíar al destino.

¡Y con todo me levanto bajo el torrente de fuerzas opuestas!
La noche me detiene, el dia me empuja
y mientras sol y luna empiezan sus apuestas
es mi alma, la que sin ceder ni un paso, siempre lucha.

2 comentarios:

Ginés Vera dijo...

'La noche me detiene, el dia me empuja...'
Tela Vicent, un nuevo poema con sentimiento y fuerza contenidos. Enhorabuena.

mark dijo...

Molt bo Vicent, feia temps que no llegia res teu. Completament d'acord.