lunes, 9 de enero de 2012

Te añoro.

Añoro tu mano en mi mano,
tu palma en mi brazo;
aquella mirada brillante y con un precioso halo.

Mi corazón palpita gotas de tu perfume,
de tus recuerdos,se nutre;
te hallo vacía en mi mente, aunque te busque.

Rompes mi escarcha y mi hielo,
abres puertas cerradas, me muestras un cielo;
añoro que el único que baile contigo, sea yo.

El aletear de tus risas, la gracia de tus pestañas,
las ganas que tenía de tocar tu espalda;
la manera de recordarte tras despertarme cada mañana.

Te añoro en mi vida,
te siento lejos, y aunque es mi corazón el que palpita,
es mi alma quién te necesita.

Tus lazos en mi muñeca,
aquellas palabras que dejan sin gota cualquier poeta,
dime que volverás, que estarás cerca.

Te añoro, si, te añoro,
pido por ti y por mi cada vez que veo oro,
pues de oro era tu cabello, un tesoro,
porque, aunque lo repita, te añoro.

6 comentarios:

aamanecerdeluniverso dijo...

Añoranzas desplegando amaneceres,
bautizando emociones y cuidando
permanezcan en tu dermis, tu mirada
tu corazón...
¡Nada más hemoso he leído hoy!.
Enhorabuena...me voy agradecida por tan
maravillosa obra.
Abrazos

Marinel dijo...

Ojalá vuelva ese oro a columpiarse en tus dedos y esa espalda bajo ellos pueda erizarse.
La añoranza es algo que permanece para siempre al lado de algunos recuerdos sublimes,¿verdad?
Besos.

Yasmina dijo...

Hola!!

Precioso poema, me encanta, la manera de extrañar a esa persona que se quiere.

Recuerdos que no se pueden borrar por más que la mente quiera, el corazón no lo permite. Un placer pasar de nuevo por tu blog.

Paredes dijo...

O olhar brilhante ,
gotas de perfume
que se espalham
no ar...

midala dijo...

Precioso poema.Las añoranzas son dificiles de llevar,es bien cierto.Preciosa tu forma de escribirlo.Un besito

Gsu_imoz dijo...

q tal!?

buena de verdad muy buena!, mira que tenia rato sin leer algo tan bien hecho. me tendre que pasar unas cuantas veces por este blog a ver que tal.
saludos