lunes, 21 de febrero de 2011

Quijote

Yo soy loco por condena,
demente cual rana voladora,
yo soy la sombra que te siga allá adonde vayas.

Yo veo montañas donde solo hay arena,
blandas camas, donde solo hay roca,
yo, sueño con mi Dulcinea, la mas bella allá donde las haya.

Yo soy Don quijote, de la mas bella tierra,
el de lanza vieja y armadura chirriosa,
que mira el cielo, buscando a la mujer mas amada.

9 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Todo eso eres? Creo que eres aún más... tu mismo ;)
Besitos

әsә.әsα.әsσs. dijo...

No hay demasiado que decir...

Un beso.

Nueva Luna dijo...

Es un verdadero aullido que viene desde muy adentro!Bso

Sidrina dijo...

Bonito poema, y bonita sensación de uno mismo... me has llevado de nuevo a mi curso cuando me mandaron analizar el libro dos veces. Me acabó encantando la historia, la de dentro. Biquiños y buena semana

Alice dijo...

Que tierno lo que sos.. que lindo que escribis y ojala la encuentres.

Diana Puig dijo...

Como manchega que soy que puedo decirte del escrito que nos ofreces...no puedo ser imparcial. Un libro donde enmascara la realidad, un libro donde puedes sentirte identificado y ahora más que nunca.
Debemos de vivir en un mundo donde la locura que forme belleza, sea parte de nuestra realidad.

Un abrazo, didi.

Miguel Vivas dijo...

Qué bueno... Me gustó mucho. Un saludo.

Paredes dijo...

A "mancha" no coração de um homem é o amor....
muito bom amigo,
como diz Nueva Luna,es un verdadero aullido que viene desde muy adentro!
un abrazo

Memória de Elefante dijo...

Há poucos dias assisti novamente ao filme "The Man of La Mancha"e agora lendo teu belo poema lembro que o coração é uma usina de sonhos e que a vida é construída de acordo com a nossa capacidade de sonhar!

Um beijo!