domingo, 3 de abril de 2011

24 de Julio

24 de julio, 14_ _

Bella y dulce señora:

Hoy volví a soñar con vos. Mi corazón suplicó por una caricia y la sacó de mis recuerdos mas profundos, y los mas dolorosos. En dicho sueño, aparecíais tan hermosa como vuestra merced pudo ser. Me miraba, y lo hacía con aquel fulgor que solo el más ardiente fuego del averno puede mostrar.

Al despertar, me vi en el espejo, solo y con surcos en mi marchita cara, triste con vuestra falta. Añorar, se dice, es el más bello regalo que se puede hacer a quién ya no está, mas es tan doloroso que mi corazón no consigue más que regalaros un momento al día…aunque dura el mismo, entero.

¿Dónde fue vuestra merced, que tanta prisa tuvo por abandonarme? ¿Qué importante asunto fue capaz de arrancaros de mi abrazo sincero y apasionado, sin siquiera mediar una despedida digna de la oleada de amor que os expresaba en cada mirada?

Mi mente me engaña, o se engaña…o nos engaña, quién sabe. Quizás jamás exististeis, me digo, mas rechazo brevemente tamaña herejía, y me recuerdo que semejante amor, tales noches de pasión y fuego celestial no pueden ser imaginadas, ni siquiera por el mas tierno de los pintores.

Os escribo, y os recito mis más dolorosos pesares. Ésta no es más que una de las cientos de cartas que os envío, mas debo confesaros que mi querer por vos no se extingue, ni siquiera con la fuerza del viento, o del aroma de otra mujer, si no mas bien persiste en la cima de mi corazón, donde lo dejasteis, inalcanzable, esperando nuevas vuestras.

El mas sincero de los besos…

E.M.S.A. El monsturo del sentimiento arrebatado.

------

Aprovecho para anunciar que el martes cierro la encuesta del blog, si os pasaseis todos aquellos que aún no habéis votado os lo agradecería-

4 comentarios:

Respirando entre palabras. dijo...

Vine temprano y voté.
Chico este post está bueno.Mmmm en que andarás... quien te inspira amiguiño...jaja
Besitos
De verdad me encantó, y ese "VOS" ni te cuento...

ginesvera dijo...

En la sombra del desamor siempre parece anidar la desesperanza. Parte del amor se nutre del deseo, como si de una sed inabordable se tratase. En esta carta se siente esa amargura aunque la protagonista ya advierte que no cede a la sombra y que el amor va a quedar en el regazo de su alma.
Saludos al poeta y al narrador que son ambos uno mismo.

Puta anestesia. dijo...

Me encantan tus maneras, tus palabras, tus formas de decir las cosas.

Espectacular.

Paredes dijo...

muito bem escrita tua carta de amor